BIZCOCHO DE NARANJA CON SEMILLAS DE AMAPOLA Y GLASEADO

Este BIZCOCHO DE NARANJA CON SEMILLAS DE AMAPOLA es otro de los Bizcochos favoritos en casa. Fue una receta que me pasaron hace muchos años para que la probara, y me resulto una excelente receta. Desde entonces es uno de los favoritos.  
Este BIZCOCHO DE NARANJA CON SEMILLAS DE AMAPOLA es otro de los Bizcochos favoritos en casa. Fue una receta que me pasaron hace muchos años para que la probara, y me resulto una excelente receta. Desde entonces es uno de los favoritos. 

BIZCOCHO DE NARANJA CON SEMILLAS DE AMAPOLA

Ingredientes del  BIZCOCHO DE NARANJA CON SEMILLAS DE AMAPOLA:

200 gr. de azúcar blanco.

Ralladura fina de una naranja (solo la piel, no la parte blanca).

260 gr. de harina de trigo común.

1 sobre de levadura química tipo Royal.

10 gr. (1 cucharada sopera) de semillas de amapola.

¼ cucharadita de sal.

2 huevos.

120 ml. De leche entera.

½ Cucharadita de extracto puro de vainilla.

15 ml. (1 cucharada colmada) de zumo de naranja recién exprimido.

120 ml. De aceite de oliva suave o de girasol.

Para la glasa:

60 gr. De azúcar glass.

1½ – 2½ cucharaditas de zumo de naranja recién exprimido.

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC y colocamos la rejilla a media altura.

Engrasamos un molde rectangular, unos 23×13 cm (9″x 5″) y reservamos.

En un cuenco grande mezclamos el azúcar con la ralladura de naranja, friccionando esta última a conciencia entre las yemas de los dedos para que libere todos sus aceites y el azúcar quede bien impregnado.

A continuación, tamizamos la harina junto con la levadura y la sal directamente sobre el azúcar aromatizado, y añadimos las semillas de amapola.

Mezclamos con unas varillas hasta que quede todo perfectamente combinado y reservamos.

En otro cuenco aparte, batimos bien los huevos junto con la leche, el extracto de vainilla, el zumo de naranja y el aceite hasta obtener una mezcla homogénea.

Seguidamente, hacemos un hueco en el centro de los ingredientes secos que teníamos reservados, y vertemos en él la mezcla de ingredientes líquidos.

Combinamos suavemente con ayuda de una espátula de silicona o una cuchara de madera, lo justo hasta que quede todo más o menos integrado.

En esta receta No es necesario que acabemos con una masa perfectamente homogénea; cualquier pequeño grumo o resto de harina sin disolver que pudiera quedar, acabaría por emulsionarse durante el horneado.

Vertemos la mezcla en el molde que teníamos preparado y damos unos golpes suavemente contra la encimera para eliminar las posibles burbujas de aire que se hayan podido quedar en el interior de la masa.

Horneamos durante unos 50-55 minutos hasta que haya adquirido un tono dorado intenso.

Dejamos enfriar sobre una rejilla dentro del molde durante 10 minutos. Pasado este tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre la rejilla antes de glasear o consumir.

Para la glasa:

Mientras se enfría nuestro bizcocho, en un cuenco pequeño vamos mezclando el azúcar glas con el zumo de naranja (que añadiremos poco a poco mientras removemos hasta conseguir la consistencia deseada), y las semillas de amapola (en caso de usarlas), hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.

Debe tener una consistencia densa, similar a la de la miel en invierno. Si quedara demasiado espeso o demasiado fluido, añadiremos un poco más de zumo o de azúcar glas respectivamente hasta lograr la consistencia deseada.

Dejamos caer sobre el bizcocho, completamente frío, hasta que caiga generosamente por los laterales y esperamos a que se solidifique antes de servir.

María.

1 Comment

  1. […] BIZCOCHO DE NARANJA CON SEMILLAS DE AMAPOLA […]

Deja un comentario